A orillas del río Cardoner, en un valle de la Cataluña central, Cardona se erige como una pintoresca localidad con un importante pasado medieval. La fortaleza amurallada de su castillo, sus iglesias llenas de historias, su maravilloso paraje natural… ¡Existen miles de posibilidades en Cardona!

Qué ver

  •  Castillo de Cardona

El recorrido de este edificio de más de 1.000 años de historia os trasladará a la verdadera edad media, llena de historias y leyendas inolvidables. Desde sus 858 metros de altura, podréis observar una vista privilegiada del río Cardener y del paraje natural que lo rodea.

 

  • Parque Cultural de la Montaña de Sal y Minas de Sal

Fruto de un fenómeno único en Europa, estas minas surgidas de manera natural hace más de 40 millones de años se han convertido en verdadero símbolo de Cardona. Las minas de sal se pueden visitar únicamente con la compañía de un guía, que os acompañará hasta una profundidad de 86 metros, donde podréis observar las vetas de sal de diferentes colores y las formaciones de estalactitas y estalagmitas.

El paquete "Minas de Sal" de Vilars Rurals incluye, junto con la estancia en el Vilar Rural, una visita teatralizada en familia a la minas de sal de Cardona

 

  • El Centro Histórico

Declarado Bien de Interés Cultural, la antigua villa amurallada de época medieval se ha convertido con los años en el área urbana de Cardona, con multitud de construcciones de gran interés cultural e histórico. En este centro histórico encontraréis construcciones realmente interesantes como la Iglesia Parroquial de San Miguel, dedicada a los mercaderes, la plaza y la capilla de Santa Eulalia,  la Plaza de la Fira o la Plaza del Mercat.